Menú
Cómo tener dos cuentas de Dropbox en tu escritorio en Linux

Cómo tener dos cuentas de Dropbox en tu escritorio en Linux

Tengo dos cuentas de Dropbox porque soy maracucho, y los maracuchos somos los reyes de la exageración. Y bueno, porque una es para cosas personales y la otra, para compartir archivos de trabajo. Pero dejando las excusas de lado, por exagerado. Seguí leyendo, que al final te digo cómo. No ibas a pensar que de entradita te iba a soltar todo, ¿O sí?

Me puse de averiguador a buscar cómo hacerlo, acostumbrado ya a que los linuxeros le sacamos punta a una bola de billar. Empecé por el principio, por donde nadie comienza. El foro de Dropbox tiró la toalla. Luego, me fui arrodillado hasta la capilla de StackOverflow, donde tuve que traducir a tres hechiceros de las artes oscuras del bash, para dar con lo siguiente. Las condiciones iniciales son estas:

  1. Es una cuenta por usuario, abusadores: El primer error es creer que Dropbox va a dejar tener dos cuentas iguales con las mismas credenciales. No. Estamos hablando de dos usuarios distintos de Dropbox, que pueden ser la misma persona, la cuenta personal y la de la empresa, la cuenta personal y la familiar, un esquizofrénico con dos personalidades nerd que no se hablan entre sí, no lo sé.

  2. Cada cuenta en su directorio: El segundo, y peor error que muchos cometen, es el de querer sincronizar dos o más cuentas en el mismo directorio Dropbox. No, no y no. Arrepentíos de esos pensamientos impíos, porque al pasar de un usuario al otro, el espacio Dropbox del usuario activo va a reescribir el del inactivo. ¿Cuál es la gracia, entonces? Lo que es peor, que cada vez que se hace, se genera un innecesario tráfico de datos.
  3. Ambas cuentas de Dropbox deben estar activas al mismo tiempo, sea al iniciar la sesión, o cuando el usuario lo desee. Sino, ¿Para qué?

Dicho esto, asumimos que un usuario llamado Sulpricio ya instaló su primera cuenta de Dropbox, que por defecto sería en la carpeta /home/sulpricio/Dropbox. Esta es su cuenta personal. Pero Sulpricio es un consumado filatelista, y comparte fotos e historias de su extensa colección de estampillas, con otros filatelistas del mundo entero. Para eso, él tiene otra cuenta de Dropbox. También asumimos que Dropbox está instalado en su computadora, y que la ruta del ejecutable es

/usr/bin/dropbox start -i

Sulpricio le mete al Linux más o menos, por lo que va a poder seguir estas instrucciones sin problema:

  1. Crear la carpeta nueva para la segunda cuenta de Dropbox. Ejemplo, /home/sulpricio/Dropbox-estampillas. Abre el explorador de archivos y la crea gráficamente, o bien, abre una ventana de terminal, que por defecto abre en su directorio personal, y escribe mkdir Dropbox-estampillas.

  2. Inicia Dropbox manualmente dentro de la nueva carpeta. La mejor manera de hacerlo, es vía ventana del terminal. Luego de crear la carpeta nueva, escribe cd Dropbox-estampillas en el terminal y eso lo cambia a esa carpeta. El prompt de la terminal debe cambiar de a ~/Dropbox-estampillas$, indicando así que está efectivamente dentro de esa carpeta. La siguiente instrucción es /usr/bin/dropbox start -i. Esto inicia la instalación del Dropbox como al principio. Abre la ventana del navegador y pide hacer login a Sulpricio, que hará login en su cuenta de estampillas, para concretar la instalación de su espacio. Entonces verá las dos cajitas de Dropbox juntas en la barra de notificaciones de su escritorio. No será necesario mantener abierta la ventana del navegador.

    Captura de pantalla_2020-06-15_12-22-28.png 

  3. ¿Inicio simultáneo automático, o manual? Va a depender de Sulpricio, o tuyo, que si todavía estáis leyendo, es porque te interesa hacerlo. De una manera u otra, es recomendable hacer un script. Es tan simple como crear un archivo de texto simple (No toquéis ese LibreOffice, haceme el favor), con una sola línea:
HOME="$HOME/Dropbox-estampillas" && /usr/bin/dropbox start -i

y guardarlo en cualquier carpeta. Pero como Sulpricio es un linuxero decente, de su casa, que da los buenos días y dice gracias y por favor, lo guarda en la carpeta .scripts, que ha creado para este tipo de programas personalizados. Tomá nota de que Sulpricio guardó el archivo en /home/sulpricio/.scripts/estampillas.sh o mejor, ~/.scripts/estampillas.sh. Si se fijaron bien, la tilde equivale a la ruta del directorio personal del usuario. Lo penúltimo es hacer que este archivo sea ejecutable. Se hace así, en terminal:

chmod u+x ~/.scripts/estampillas.sh, sin importar en qué directorio está anclado
la ventana del terminal.

¿Ahora qué? En el primer caso, tener ambos espacios dropbox abiertos, al iniciar la sesión. Hay que ir a la configuración de la sesión, y crear la instrucción para el arranque automático. Linux tiene varios entornos gráficos, pero todos tienen la manera de gestionar los programas que inician sesión automáticamente. Todas estas utilidades de configuración tienen algo en común: Asignan un nombre, requieren de una instrucción y requieren especificar en qué momento arranca. El nombre es arbitrario. Si bien la instrucción puede ser la línea que va dentro de estampillas.sh, será siempre más fácil editar este archivo que editar la instrucción de arranque. Además, en estampillas.sh podemos arrancar otra cuenta de dropbox más. ¿Quién dijo que solo se podía añadir una cuenta más?

Entonces, en el gestor de inicio de sesión, añadimos la instrucción sh ~/.scripts/estampillas.sh y marcamos "on login", "on start" o "session start" (La denominación puede variar).

En mi caso, prefiero que arranque manualmente, por un tema mío de gestión de memoria. Creé un lanzador en el escritorio. El proceso es bastante simple. Se pulsa el botón secundario del ratón, clic en "Crear lanzador", la instrucción es sh ~/.scripts/estampillas.sh y lo demás lo llenáis a tu gusto. Terminarás con un nuevo icono en tu escritorio, para iniciar manualmente tu segundo Dropbox. La seria desventaja de hacerlo manualmente, es que tarda un poco en arrancar.

Captura de pantalla_2020-06-15_12-12-14.png 

Es todo. Espero que dejen de andar buscando esto como gallina sin cabeza. Más fácil no se puede explicar.

Comentarios

No hay comentarios. Se el primero!